Un clavo...

Siempre nos dijeron que un clavo saca otro clavo. Pero a decir verdad, para sacar ese primer clavo lo urgente es un martillo o unas buenas pinzas que lo corten de raíz. Herramientas que liberen los espacios para nuevas construcciones, para crear poderosas obras de arte, más poderosas, más nuevas que las anteriores. Un clavo no saca otro clavo. Y la realidad es que un clavo recién sacado deja un hueco. Un espacio libre para ser llenado de nuevo...

posted under |

No hay comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Otros locos


Recent Comments