Juego de manos es de villanos

¡Arriba las manos! Le dijo mientras ponía la pistola sobre su sien. Sin repelar. La ató y la metió a su obscuro automóvil. Le vendó los ojos y la lanzó al asiento trasero con un azotón de puerta.
-A ver hija de su puta madre, ni me diga que pone las manos al fuego por nadie, usted está sentenciada, le dijo. De aquí no sale viva sin rescate. Y probablemente con rescate tampoco. Va a acabar hecha cachitos.
Llegó a su buhardilla, la avento y sin quitarle el lazo de los ojos y ordenó. ¡Agárrense de las manos! o les parto la cabeza.
-No se atreva a ponerme ni una mano encima, gritó de desesperación. La mano es lo que menos importa y la pistola me queda más cerca. Usted me da lo que yo necesito, yo le doy lo que usted no necesita y estamos a mano.
Y esto no es un juego, aquí no va a haber mano negra. Le aseguro. Pregúntele a sus compañeros de oscuridad. Muy pronto su última voluntad va a ser morirse.
Crees que te conoces como la palma de tu mano, pero cada vez que te corte en cachitos te vas a conocer menos. Tú dame argumentos y yo me pongo manos a la obra, mamacita.
Ándale puto, échame una mano porque si no te mato. Aquí todo es con mano dura y nada de "me lavo las manos". Aquí no se muerde la mano que le da de comer.
No se hagan los tontos o me los pongo a mano.

posted under | 0 Comments

La autopista del norte





No atardecía nunca, 
la vibración del sol sobre la pista 
y las carrocerías dilataba el vértigo hasta la náusea
Julio Cortázar, "La autopista del Sur"

Querido Cortázar. Hoy sí China te da un feliz y transitado cumpleaños. ¿Quién iba a pensar que uno de tus cuentos se convertiría en hiperrealidad, que rebasaría incluso a la propia ficción? Julio Verne nuca lo pensó pero un día de 1969, Neil Amstrong pisó la luna. Qué casualidad que justo a 96 años de tu nacimiento, China reporta un trancón de 10 días en una de sus autopistas del norte. ¡10 dias! Los automovilistas y transportistas juegan a las cartas, compran noodles vendidos por los aprovechados pobladores locales e incluso regresan a sus casas caminado mientras otros los relevan en el atolladero. No faltarán las monjitas del 2HP pero con ojos rasgados, y más de mil ingenieros que deciden ahora no salir de su coche, también con ojos rasgados. El sol, más fuerte que la realidad, más cerca de Foinainbleu que de Beijing y la espera interminable, al parecer 40 días más.

Hasta la prensa nos revela que, cada día, la ficción se vuelve más realidad y a la realidad no le queda más que asolearse como las llantas de los trailers sobre el asfalto. Kilómetros que van más allá de la náusea.

Feliz y embotellado cumpleaños, Julio.
Quién lo iba a decir.

Aquí la nota
http://www.eluniversal.com.mx/notas/703673.html
Aquí el enlace para los que se han perdido de la Autopista del Sur todos estos años
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/esp/cortazar/autopist.htm

posted under | 0 Comments

Laberintos...

Dicen que lo primero que creó Dios fue la luz. Porque lo demás estaba revuelto. Hasta ella. Extraño, pero ese tal Dios creó también el principio, la creación misma, lo armó con palabras, verbos, ecos en acción que no habían sido creados antes. Entonces, si Dios creó la luz con palabras, ¿las palabras crearon a Dios o ésas ya venían con todo y lo revuelto? ¿Cómo crear la luz al principio si hace falta crear la creación y el principio mismo?

posted under | 0 Comments

Dígalo cantando...

Yo no quiero que pienses tanto, Cumbiera intelectual... Mejor dame dame dame todo el power. Es que si no es ahora, ¿será mañana? Ay nena, si tú no estás dame una razón para no morir lento. Ojos de inocente, ¡corazón que miente! Suavemente, bésame. Chiquilla, ¡te quiero!, mi princesa tibetana. Estoy tratando de decirte que... soy, el rey tiburón, que estoy ahogado en un bar. Señora de las cuatro décadas, dime que no, lánzame un sí camuflageado.  Qué bellos son tus ce... de hombre. Perdóname si te nombro mi muñeco de papel. ¿Será tu sonrisa?
Te lloré todo un río, si tuviéramos alas, ¡vuela, vuela! o corre por el boulevard.
Nada te llevarás cuando te marches porque me gusta todo de ti. Yo sin tu amor, me volvería loca...
Quisiera ser un microbito que habite en tu piel, mi pobre muñeca fea. Que te ruegue quien te quiera. Pobre niña rica, si yo tuviera una escoba, ¿cuántas cosas barrería?
Las piedras rodando se encuentran, juntos ir cambiando el destino, porque eres tú mi sol, la fe con que vivo.
Ya no responde ni al teléfono. Te quiero para mí. Mi trébol de buena suerte.
No culpes a la noche, cuando la luna se pone re grandota como una pelotota y alumbra... la calle de las sirenas. ¿Me convierto en marciano?
No rompas más mi pobre corazón de melao. Reina de corazón. Vuelve, que sin ti la vida se me va. Si una vez dije que te amaba hoy me arrepiento, perra arrabalera, porque este amor es cosa de ayer.
Regresa a mí, no digas que esto terminó, yo no te pido la luna...

Tus ojos

Tus ojos son eso que me vio nacer. Que se iluminó con chispas la primera vez que dije papá. Que lloró hasta terminar de llover el día que murió mi abuelo. Que se plagaron de emoción cuando vieron caminar a mi hermano o cada pedazo de una escultura que construiste, con sólo verla desde antes, con sólo verla de lejos, desde el alma. Eso, tus ojos, tu mirada, tu forma de ver, de verme, de quererme. De enojarte, de amar, de sonreir, de decir...
Eso son tus ojos que nunca se pierden. Por favor, nunca.

posted under | 0 Comments

No se te olvide el anticongelante
                                         Se te puede desvielar el corazón.

posted under | 0 Comments

Cicatrices

Mi abuelo tenía una cicatriz que se convirtió en la señal de no regresar a Polonia. Mi espalda refleja otra en donde me convertí en héroe al salvar a mi hermanito de una gran ola que también arrasó con mi sirenita de juguete que, por el miedo no pudo nadar. Ulises presumió la suya y así reconquistó a Penélope, su eterno amor. Mi pierna tiene otra que siempre me recuerda sentarme bien en los autos. Seguro, las cicatrices son memoria pero... ¿qué pasa si tu memoria huye?, ¿sí tu cabeza decide dejar de recordar las cicatrices y las historias dejan de cicatrizar?

Las ves y son marcas, pero dejas de saber de qué, tu piel y tu alma las conocen, pero tu mente ya no. Tu memoria pierde la memoria pero las cicatrices quedan aunque sólo los demás sepan por qué están ahí.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Otros locos


Recent Comments