Un mar permanentemente enamorado de su luna inalcanzable.

Buen viaje maestro y amigo...

Recordaré las noches cantando lanza perfume en la oficina hablando "inglés" sin decir nada. Tu exigencia constante por hacer que el mundo sea mejor. Ese insoportable deseo de creer que siempre se puede dar más. Tu forma de pelear por lo que quieres y por quienes amas. Tus burlas de mi color de uñas.  El qué fome karinpaulina. Tu música extraña... Esas 1000 canciones que podíamos meter en el top ten. Las tardes cuando nos perdíamos en la misma cuadra de la condesa. Las chelas que siempre nos debimos. Tu fuerza hasta el final.

Buen viaje Hans Weber y gracias por todo.
Para ti, un mar de fueguitos...

Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo.
A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado,desde allá arriba, la vida humana. Dijo que somos un mar de fueguitos.
 - El mundo es eso. Reveló -. Un montón de gente, un mar de fueguitos.
Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y hay gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Eduardo Galeano. "El libro de los abrazos"

Identidad curada

Leyendo en una de esas revistas como "Viewpoint", que son tan caras porque al parecer predicen el futuro, me encontré una revelación. El diseñador Ed Vince se atrevió a curar su identidad y también la de muchos otros que compartieron sus objetos más preciados para convertirlos en arte. La exhibición, Efectos Personales la presentó el Swedish Design Studio como una puesta espectacular, retando a las personas a entregar los objetos que los caracterizan para construir su vida en un recuadro. Me quedé pensando, más allá de la tendencia, en qué pondría yo..
  • Tal vez mis lentes aunque los odio, pero me hacen yo.
  • Quizá un pedazo de chocolate que siempre intento no comerme.
  • Mis tenis rosas, ¿por qué no?
  • Mi piano, pero el de casa de mamá
  • Mis audífonos gigantes
  • Mi pluma fuente morada
  • Mi esmalte inconseguible color fucsia deprimido y su anexo quitaesmalte
  • Mi rimmel de pestañas
  • La llave roja de corazón de mi tsuru 1999
  • Mi libreta de viaje
  • Mis calcetines con dedos
  • Mi liga para el pelo
  • Mi manita de cuarzo
  • Paquito, mi oso 
  • UUUUps... Mi reloj morado, pero ése mejor me lo llevo puesto
----------------------------------------------------






    ¿Qué más? Vayamos adjuntando cositas a la lista que para eso está la vida.
    La verdadera identidad curada en http://www.kontorkontur.se/










    posted under | 0 Comments

    Knocki'n on Heaven's Door

    No tienes que tocar. Las puertas están abiertas...
    Camina con la frente en alto.
    http://www.youtube.com/watch?v=cJpB_AEZf6U

    posted under | 0 Comments

    Maldiciones

    Macabro. Misterioso. Marcado.  Moribundo. Miserablemente muerto. Muerto.

    Quiero

    Quiero viajar a Italia. Quiero leer. Quiero escribir mil historias que no nacen. Quiero abrazar fuerte fuerte. Quiero ir al cine todos los días de la semana. Quiero crecer o hacerme pequeñita para pasar por las cerraduras de las casas que me interesa espiar. Quiero comer chocolate sin que engorde. Quiero amar. Quiero besar viejas bocas. Quiero patear a algunos. Quiero revivir a otros. Quiero comer chiles en nogada. Quiero leer de nuevo. Quiero aprender. Quiero verme después de 40 años y sentir que hice muchas de las cosas que antes deseaba. Quiero tener el pelo hasta la cintura pero nunca termina de crecer antes de que me den ganas de cortármelo. Quiero tener un mueble art deco. Quiero leer la fortuna. Quiero bailar tango pegadito, pegadito. Quiero pisar una calle transitada de Nueva York. Quiero lluvia sobre París. Quiero desayuno en la cama. Quiero un centenar de sobrinos. Quiero amigos felices. Quiero unos niñitos con mis ojos. Quiero arroz con mole y plátanos fritos. Quiero más finales prestados. Quiero...

    posted under | 0 Comments

    Diagnósticos

    Esos entes extraños que creen que a mayores cosas de plástico almacenadas en sus casas son más felices.

    Brujería

    Esa tarde, mientras limpiaba el balcón, Paulina quería volar. Por miedo a que la tacharan de bruja sólo fingió que barría.

    Oye perfecta... Tienes un typo en tu último post.

    Karín 2.0

    Una de mis grandes maestras de la publicidad y de la vida siempre defendió, a capa, espada, cuchillada, lápiz y corazón la idea de que "la perfección está en los detalles".

    -Si vas a hacer algo, hazlo bien, si no ni para qué empiezas. Hay gente que nunca le sale eso de hacer las cosas bien pero el intento vale, aunque la intención no sea lo que cuenta al final. Pule tu trabajo. No te conformes a la primera. Aprende a criticarte y ofrece lo mejor. Porque la única manera, decia, de pasar la vida es aprendiendo a mirar al espejo todos los días una mejor versión de ti misma.

    Hoy descubri que la tan repetida cantaleta de "la perfección" puede interpretarse mejor al revés. Encuéntrale lo perfecto a cada detalle, esa partecita que tiene de incambiable, de recordable, de feliz. En cada detalle hay perfección aunque juntos no construyan algo perfecto, esa es mi propia versión (al menos la de hoy).

    Plagiando estados de ánimo

    Hoy me siento como un gato a punto de ser bañado. Intenseada. Con los músculos casi aplanados. En garras camino al cambio en tina o en regadera. Miau

    Brujita en la cocina

    Dice mi tía que siempre hay que tener una bruja en la cocina para que con sus polvos mágicos ayude a que las cosas queden ricas y el sabor sea perfecto. Lo extraño es que mi tía se mete a la cocina dos veces al año y, por lo general, cocina en un abrir y cerrar de latas.

    Creo que lo que vale la pena rescatar de la cursilada de la brujita es que deberíamos tenerla en todas partes, en la oficina, en el camino al trabajo, en la cocina y más que todo en la mente. Que nos deje volar y que no se quede colgada siempre de la campana de la estufa.

    Tal vez por eso mi tía la tiene ahí para que le ponga sazón hasta donde no está nunca.


    ¿Será que la eternidad comienza un lunes?

    Una princesa no puede escribir sobre princesas. Pero allá tú, me dijo el poeta. Mejor nárrame sobre brujas o cirqueras, son mucho más interesantes. En una de ésas te conviertes en algo mejor que una princesa fresa. Por ahora, princesa, escribe sobre gitanas viejas, ésas tienen algo que decir.

    Te vamos a extrañar, Eliseo Alberto de Diego.
    Gracias a ti y a tus historias todos los lunes comenzará la eternidad.

    Sobre sus vicios, amores y palabras...
    http://www.eluniversal.com.mx/cultura/49173.html

    posted under | 1 Comments
    Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

    Otros locos


    Recent Comments