Aquí suena

Descubrí que la mejor forma de obligarme a escribir es retándome a mi misma. Pero ya basta de retos existenciales o emocionalmente dolorosos. Adiós a ellos. El nuevo reto, por si alguien me lee, es contar un sonido todos los días. Sonidos lindos, detestables o tan rutinarios que ya no los escucho.

El de este viernes en encierro con dolor de garganta es el "pre-gargajo"
Haciéndole honor a mi gripa de hoy, el sonido elegido es el tan conocido ruido de la gente que camina por la calle y no aguanta llegar a un baño a descargar; total, la ciudad necesita poblarse de ostiones. El asco se retrata en un segundo y con ello, independientemente de quien lo mire, la liberación. ¿o no?

No hay comentarios:

Entrada antigua Página principal

Otros locos


Recent Comments